Manejo de la Incontinencia en la Mujer

Conocer los Hechos

La incontinencia afecta a 25 millones de estadounidenses, y 75-80% son mujeres, 9 millones de los cuales tiene síntomas de molestos a severos. Las mujeres suelen esperar 6,5 años desde que aparecen los primeros síntomas para buscar un diagnóstico. Y 1 de cada 4 mujeres mayores de 18 años experimentan episodios de fugas de orina involuntariamente. Dos de cada tres mujeres que experimentan pérdida de control de la vejiga no utilizan ningún producto o tratamiento para manejar su incontinencia. (1,2)

LOBC puede afectar a cualquier edad a cualquier persona, pero con la educación y el tratamiento adecuados, no debe interferir con disfrutar de un estilo de vida activo y completo. Las mujeres experimentan incontinencia más frecuentemente que los hombres, a menudo debido al embarazo y el parto. Con una educación apropiada, puede ser manejado y, en algunos casos revesado. Existen varios enfoques para corregir diversos grados de incontinencia en las mujeres, y muchos de ellas comienzan con cambios de estilo de vida. Siga leyendo para descubrir más información sobre cómo manejar la incontinencia femenina.

Source: (1) International Continence Society (ICS); (2) National Association for Continence (NAFC)

Dieta

Un cambio de estilo de vida importante incluye un cambio en la dieta. Si eres una persona que toma alimentos con cafeína durante y después de cada comida, es mejor reducir es consumo puesto que puede conducir al aumento de la producción de orina. El aumento de peso también puede incrementar el deseo de orinar ya que incrementa la presión en ciertos músculos . Un recorte en el consumo de azúcar y refrescos en tu dieta aumentarán en gran medida su capacidad para prevenir los problemas asociados con la incontinencia. El recorte de calorías pueden conducir a la pérdida de peso y esto pone menos presión en la vejiga. Aprenda más sobre alimentos y bebidas aquí.

Ejercicios de Pelvis baja

Los ejercicios de Kegel fortalecen los músculos del piso pélvico que apoyan su vejiga y ayudan a cerrar la uretra. Los músculos pélvicos controlan las fugas y ayudan a manejar los impulsos repentinos. Músculos fuertes dan más tiempo para ir al baño. Es importante para las mujeres, especialmente aquellas que han experimentado un embarazo y el parto fortalecer los músculos que soportan la vejiga.

Lidiando con el embarazo

Si estás embarazada o diste a luz, puede que hayas encontrado que tus antojos de comida y cuando el bebé patea vayan acompañados de minimos a severos casos de micción accidental. Este tipo de incontinencia se llama Incontinencia de Esfuerzo, es la pérdida de orina causada por el aumento de la presión en la vejiga, que en este caso es la presión del bebé. Una ligera tos o estornudo puede causar ganas de ir al baño. Daño del nervio y de la vejiga puede ocurrir durante el parto. Después del parto, pérdida de control de la vejiga puede continuar debido a la debilitación de los músculos del suelo pélvico. Es importante para las mujeres, especialmente aquellas que han experimentado un embarazo y el parto, fortalecer los músculos que soportan la vejiga. Esto se realiza a través de los ejercicios de Kegel.

Lidiando con la menopausia

Las hormonas cambian a medida que las mujeres envejecen. Durante y después del proceso de la menopausia, las mujeres experimentan la necesidad de orinar con más frecuencia. Esto es debido a que los niveles de la hormona femenina estrógeno caen significativamente. Una de las funciones del estrógeno es mantener los músculos de una mujer fuertes. Falta de estrógeno puede causar los músculos pélvicos responsables de control de la vejiga debilitarse, resultando en visitas frecuentes al baño. El estrógeno también contribuye a la salud de la mucosa del tracto urinario. Estos revestimientos pueden deteriorarse cuando se carece de estrógeno, esto afecta el flujo de la orina. Los ejercicios de Kegel fortalecen los músculos que soportan el esfínter. Esto ayuda a mantener la vejiga cerrada mientras se llena.

Productos para Mujer

Existen varias opciones en una gama de productos desde artículos que se colocan para protegerlos, camisas y ropa interior protectora desechable para adultos y calzoncillos. Los productos se organizan para satisfacer una variedad de necesidades por categoría.

LIGHT a menudo se asocia con incontinencia por estrés. Es generalmente experimentado como un goteo de orina que ocurre durante el estornudo, tos, risa, o al hacer ejercicio. Los productos más adecuados para necesidades livianas son:

  • Panti Protectores, que proporcionan protección para un goteo muy ligero, se usan dentro de la ropa interior.
  • Tampón de control de la vejiga, que proporcionan protección para fugas ligeras y recurrentes y se usa dentro de la ropa interior. Disponible en una gama de absorbencias.

MODERATE se asocia a menudo con incontinencia de urgencia e incontinencia mixta (estrés y ansia). Ansia es la sensación de ganas de orinar pero los músculos no aguanta hasta que la persona pueda llegar al baño. Los productos más adecuados para las necesidades moderadas son:

  • Almohadilla o Tampón de control de la vejiga que se pueden utilizar pero conforme avanza la condición, se recomienda ropa interior para la protección ya que esta se queda más firme en su lugar.
  • Ropa protectora, que proporciona protección para pérdidas moderadas y fugas recurrentes, son usadas como ropa interior.
  • Ropa Protectora para las Mujeres proporcionan un diseño modificado para requisitos particulares para las mujeres y la protección específica para la anatomía femenina.

HEAVY a menudo se asocia con reflejo, desbordamiento y incontinencia funcional o pérdida completa del control de la vejiga. Los productos más adecuados para necesidades pesadas son:

  • Calzoncillos, que proporcionan una protección para incontinencia pesada o para personas con movilidad limitada, son usados como ropa interior. Opciones con absorción extra están disponibles para proporcionar una protección contra el goteo de la vejiga y el intestino.
  • Calzoncillos de Uso Extendido son calzoncillos extra absorbentes que proporcionan hasta 12 horas de protección de fuga, ideales para uso nocturno.
  • Los protectores, que son almohadillas desechables que se colocan sobre superficies tales como camas y sillas para proporcionar protección adicional contra fugas.

Vea todos los productos aqui.

Conecta con Nosotros

Inscríbete a nuestra hoja informativa Prevail® para obtener mas información acerca de nuestros productos, programas y asociaciones.